Ruta de la Mixteca

ruta-mixteca

Esta ruta está conformada por nueve municipios, todos ubicados en el norte del estado, hacia la frontera con Puebla, recorrerlos es agasajarse con una fantástica sucesión de atractivos naturales y culturales: desde cascadas, cuevas, balnearios, ríos y cañones, hasta zonas arqueológicas, museos comunitarios, iglesias y, sobre todo, costumbres y tradiciones ancestrales.

Porque en esta ruta, el viajero descubre la fusión entre la cultura mixteca y la hispana, particularmente a través de la orden de los dominicos, la cual se demuestra en magníficas construcciones religiosas, en las cuales la delicada labor indígena, bajo la pauta de los frailes, se ve reflejada en extraordinarios templos y conventos virreinales construidos a lo largo del Camino Real de Chiapas, que unía a México con Guatemala y pasaba por Oaxaca, cruzando por la Ruta de la Mixteca.

Por su parte, los hermosos escenarios naturales de la región son considerados ecosistemas de importancia mundial, tanto por su riqueza y diversidad biológica, como por el alto número de especies endémicas. Destaca la variedad de bosques —tropicales, templados y de niebla—, así como la diversidad de especies de flora y fauna que existen en el territorio de la Mixteca.

La gastronomía de la región es particularmente amplia y variada. Sobresale, por ejemplo, el llamado “mole de caderas”, elaborado con carne de chivo. Este platillo es de hecho uno de los más singulares de todo el estado, debido a la cuidadosa crianza de los animales con los cuales se prepara, misma que culmina en la jubilosa y concurrida celebración del muy conocido Festival del Mole de Caderas.

En la Ruta de la Mixteca también sobresale su cultura musical, representada en el tradicional “Jarabe mixteco”, bailable que identifica a la región, al igual que la “Canción mixteca”, famosa en todo el país, y cuyo autor, José López Alavés, ha alcanzado amplio reconocimiento.

Municipios que integran la Ruta:

1.- ASUNCIÓN NOCHIXTLÁN: 

Ubicada en el noroeste del estado de Oaxaca, la ciudad de Asunción Nochixtlán fue fundada en 1527 por Francisco de Orozco y cincuenta indígenas mixtecos, hombres cultos dedicados al comercio de la grana cochinilla, el insecto del nopal que sirve para teñir textiles color de rojo, y que es responsable de buena parte de la riqueza del estado.

Nochixtlán ofrece bellos paisajes naturales, así como una variada gastronomía, en la que sobresale la inigualable barbacoa de borrego, elaborada en el tradicional horno de piso: al guisado cocido a la leña se le añade maíz blanco, o “masita”, para degustarlo con una cuchara de maguey. Los dulces tradicionales, entre ellos casquitos, turrones, polvorones, taquitos, suspiros y mamones, son famosos en la región por ser elaborados por una sola familia, “Los Amaya”. Se preparan con huevos criollos y productos de excelente calidad. Y el betún tradicional es trabajado con un molinillo de carrizo.

2.- SANTO DOMINGO YANHUITLÁN:

Localidad de origen mixteco, la cual en la época prehispánica fue una de las comunidades más prosperas y más importantes con gran influencia política y religiosa. Fue considerado el centro comercial de la seda más importante de la región.

Es conocido principalmente porque ahí se encuentra el segundo conjunto arquitectónico con mayor importancia de la orden dominica en el estado de Oaxaca, sólo después de Santo Domingo de Guzmán en la capital. Actualmente, a la majestuosidad arquitectónica del templo se suma un museo con una importante colección de arte religioso.

3.- SAN PEDRO YUCUNAMA:

Esta comunidad mixteca cuyo nombre significa Yucu-Cerro Nama-jabón, “Cerro de amole o jabón”, está orgulloso de su pasado prehispánico y de su esplendor colonial, lo cual se ve reflejado en la historia que emana de sus calles empedradas, de su templo del siglo XVI y, muy especialmente del Códice de Yucunama, que se resguarda en el Museo Arqueológico del lugar.

La fisonomía y el paisaje arquitectónico de la población es muy particular con pinturas, esculturas, retablos y ornamentos del siglo XVI. Además, los paisajes naturales de los alrededores son de una belleza muy especial.

4.- SAN PEDRO Y SAN PABLO TEPOSCOLULA PUEBLO MÁGICO:

El nombre original de este Pueblo Mágico es Teposcolollan, que en mixteco significa “junto a la torcedura del cobre”. Según las investigaciones, esto se debe a que el tipo de moneda de cambio utilizado antes de la conquista tenía la forma de pequeñas hachas de cobre. En náhuatl se denomina “Tepuscutlan”, de los vocablos Tepuztli: fierro, Colhua: torcido y Tlan: lugar, lo que traducido al español se interpreta como “Lugar de los fierros torcidos”.

Hablar de San Pedro y San Pablo Teposcolula, es hablar de una zona rica en tradición y en joyas arquitectónicas y culturales. Su magia, reside principalmente en sus calles empedradas, la hospitalidad de su gente, las leyendas surgidas a través del tiempo, los recorridos naturales por cada uno de los parajes, caminos y montañas del municipio, las especies de flora endémicas de la región y sobre todo, en los monumentos históricos que resaltan la importancia de la cultura mixteca y que son fiel testigo de la historia de esta población.

A esto se suma el magnífico patrimonio cultural que la orden religiosa dominica le legó a esta localidad, del cual destaca de manera sobresaliente el templo y claustro de San Pedro y San Pablo, y un sinnúmero de manifestaciones culturales que pueden conocerse a través del tequitqui, el arte realizado por los indígenas luego de la conquista de México.

5.- HEROICA CIUDAD DE TLAXIACO:

Esta wlocalidad se distingue por su templo dominico de bóveda adornada con artesones de cantera y un detalle conocido como “modillón dominico”. El nombre original de Tlaxiaco es Ndisi Nuu, que en mixteco significa “buena vista”. También fue conocido en Oaxaca como “el París chiquito”, debido a que su arquitectura tiene algunos elementos afrancesados y que se vendían artículos que llegaban desde toda Europa.

En 1884 por decreto del congreso del estado se denomina a la ciudad como Heroica Ciudad de Tlaxiaco, esto por diversos hechos históricos acontecidos en este lugar. En agosto se puede disfrutar el color, la luz y los sonidos de la ExpoFeria Artesanal y Cultural de Tlaxiaco.

6.- SAN JUAN BAUTISTA COIXTLAHUACA:

Fue uno de los mayores centros políticos de la región de la Mixteca en el período posclásico. En la actualidad, la población se distingue por su conjunto arquitectónico dominico, uno de los ejemplos más peculiares del arte sacro y la arquitectura novohispana del siglo XVI.

Coixtlahuaca en Nahuatl significa “en el llano de las culebras”, por las voces Coatl-culebra, Ixtlahuatl-llano o llanura y ca-en. La localidad también destaca por sus parajes naturales, entre ellos el santuario de fósiles marinos, y sus vestigios prehispánicos.

7.- SANTIAGO APOALA:

Apoala significa en mixteco “donde reparten el agua” y debe su nombre a la abundancia del vital líquido en su territorio y en la lengua se llama YutsaTo’on. Entre las bellezas naturales que ofrece esta localidad se cuentan peñas, cañones, cascadas, valles, una cueva con amplias galerías, así como miradores naturales. Además hay un lugar especial para el rapel y parapente.

Como complemento a la naturaleza, la biblioteca de Santiago Apoala alberga un facsímil del Códice Nuttall, que explica los sitios importantes que visitar en esta comunidad; por el texto de Fray Gregorio García y la escritura pictográfica del códice Vindobonensis se considera el lugar de origen de los mixtecos.

8.- VILLA DE TAMAZULÁPAM DEL PROGRESO

En Tamazulápam, palabra de origen náhuatl que significa “río de los sapos”, se encuentra una armoniosa mezcla de naturaleza y cultura; es un sitio que brinda la oportunidad de relajarse y disfrutar de la provinciana tranquilidad de las comunidades oaxaqueñas.

Entre los principales platillos típicos que se pueden degustar en este lugar se encuentran: Mole, chiles rellenos, preguisado, tamales, pozole, barbacoa, calabaza, piña con coco, camote, turrón, preparados de fruta, tortitas, las encaladas, roscas y las figuritas.

9.- HEROICA CIUDAD DE HUAJUAPAN DE LEÓN:

Su nombre significa “lugar de huajes (guajes) junto al río”, o “tierra de huajes”. Antiguamente se llamaba Ñuudee, en mixteco “tierra de valientes” o “lugar de gente valiente”. Hoy Huajuapan de León se distingue por su magnífico patrimonio cultural especialmente sus esplendidas edificaciones de estilo neoclásico.

Asimismo, su gran riqueza cultural se refleja a través del baile conocido como “Jarabe Mixteco”, y la nostálgica “Canción mixteca”, famosa en todo el país y de la autoría del huajuapeño José López Alavés.

Además de aquí provienen platillos como el famoso Mole de Caderas, el chileajo, el mole de fiesta, el chilate y el huchimole, que se encuentran todo el año en los restaurantes y mercados de la ciudad, y se unen en la fiesta de los 4 moles del mes de abril.